Suscribir via RSS o Email

9 octubre, 2011

“EN PROYECTO HOMBRE NO TE DICEN LO QUE DEBES HACER. TE ORIENTAN PARA QUE LO DESCUBRAS TÚ MISMA” | LUCÍA, USUARIA

Nací en Logroño hace 45 años. En 2009, un día después del cumpleaños de mi hijo, ingresé en Proyecto Hombre para superar mi adicción al alcohol. Sentía miedo pero tenía ganas de encontrar una solución, sabía que sola no podía. Los primeros momentos fueron durísimos. Yo tenía la sensación de que me arrebataban todo lo que me hacía sentir segura: mi hijo, mi casa, mi familia… Salí adelante con mucha fuerza de voluntad y porque al poco tiempo me di cuenta de que a través de Proyecto Hombre podía superar la adicción. La entidad me transmitió una confianza muy grande. Sobre todo, un terapeuta que me dio unas fuerzas impresionantes. En una semana me quitó la venda de los ojos.

 

En Proyecto Hombre no te dicen lo que debes hacer. Te orientan para que lo descubras tú misma. Mi mejor momento fue descubrir mi parte oscura y poder verbalizarla. Era una persona que siempre me guardaba las cosas y al final, explotaba. Ese hábito es muy peligroso para una persona adicta. En Proyecto Hombre aprendí a expresar mis sentimientos. Creo que las mujeres alcohólicas son percibidas como lo peor. Pero en Proyecto, hombres y mujeres somos iguales. Por eso, animo a estas mujeres a pedir ayuda en este centro, ahí encontrarán mucho apoyo y cariño. No vale esconderse. Porque cuando te escondes, te escondes, te escondes, terminas cinco meses debajo de una sábana, como me pasó a mí. Tras diez meses de tratamiento mi vida cambió radicalmente. Yo siempre digo que nos tendrían que hacer una fotografía antes y después. Hace poco, estaba paseando mi perrita cuando me encontré con una pareja a la que no veía desde hace dos años. Me miraban indecisos y al final se acercaron a mí: “Te estábamos observando y nos preguntábamos: ‘¿Esa es Lucía? Jo, no puede ser. ¡Qué buen aspecto! ¡Qué cara de felicidad tiene!’”. A lo que respondí rotunda: “Es que ahora soy feliz”.

 


En primera persona

1. Para mí, Proyecto Hombre es…

El lugar donde descubrí el sentido de la vida. Aprendí a ser libre, a ser yo misma, a quitarme los medios… Aprendí a volver a empezar.

2. Mi primer recuerdo…

Con cinco años, ponía fotografías en la pared de mi casa y con una linterna hacía películas. Quizá eso es lo que me llevó luego a estudiar Imagen y Sonido.

3. Lo más difícil del mundo es…

Mirarte en un espejo y reconocer tus errores. Es muy difícil mirar tu lado oscuro. Muy pocas veces lo hacemos. Vemos más el de los demás que el nuestro.

4. Una película, un libro o una canción…

La película que más me impresionó en mi juventud fue “Excalibur”. De las contemporáneas, “La vida es bella”. Un libro… muchos. Pero me quedo con “El Señor de los Anillos”, lo descubrí a los 14 años y lo he leído 30 veces. Una canción, “’Pafuera telarañas”, de Bebe. La escucho cuando estoy ‘depre’.

5. Nunca renunciaría…

A mi hijo, a mi familia, a un buen libro, a un momento para mí… A ser yo misma y no ser hipócrita. No puedo renunciar a mí misma, no me vendo.

6. Un lugar para esconderse…

La orilla de un río, con el sonido del agua y un buen libro.

7. Me habría gustado inventar…

Un mundo sin alcohol, o al menos un mundo con unas leyes que protegieran a las personas más débiles de él.

8. Me pone de buen humor…

Ver a los demás que sonríen cuando hago cualquier cosita, cuando dentro de mis limitaciones puedo hacer algo para que ese día una persona pueda tener un buen día.

9. Mi último pensamiento antes de dormirme…

Qué suerte tengo, puedo decir que soy feliz. Sé que mañana saldrá el sol. Merece la pena estar aquí.

Proyecto Hombre La Rioja utiliza cookies para facilitar la navegación por la web. Para saber más sobre el uso que hacemos de las cookies, consulta nuestra Política de cookies. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Si no aceptas, cambia la configuración de tu navegador. Más información.