Suscribir via RSS o Email

28 febrero, 2019

PROYECTO HOMBRE LA RIOJA MUESTRA SU PREOCUPACIÓN ANTE EL CONSUMO DE SUSTANCIAS “NORMALIZADAS” ENTRE LOS JÓVENES

Los datos que arroja la última encuesta ESTUDES realizada por la Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas muestran la incidencia del alcohol entre los escolares de La Rioja. Según esta encuesta, el 77,5% de los y las estudiantes riojanos de entre 14 y 18 años consumió alcohol en el último año (dos puntos por encima de los datos nacionales en este mismo apartado).

En cuanto a la ingesta masiva los datos son más preocupantes. El 48,3% de los escolares riojanos (casi seis puntos por encima de la media nacional) reconoce haberse emborrachado al menos una vez en el último año y el 24,8% (3 puntos porcentuales por encima del resto de España), dice haberlo hecho en el último mes. En lo que se refiere al binge drinking (consumo rápido e intensivo de bebidas alcohólicas, en “atracones”, en un plazo aproximado de dos horas), los datos hablan de que el 36,9 % de los estudiantes riojanos de secundaria (más de 6 puntos por encima de la media nacional) han participado de esta actividad al menos una vez en el último mes. Y el 55,2% de los escolares riojanos han practicado el denominado “botellón” en el último año, el 26,9% en el último mes (52% Y 24,1% respectivamente a nivel nacional).

 

Un riesgo no percibido, tampoco entre los adultos

La edad de inicio en el consumo de alcohol es de 14 años en España y 13,8 años para La Rioja. “Es la edad de inicio de consumo más baja con respecto al tabaco y al cannabis, lo cual nos habla de que el alcohol resulta ser la sustancia psicoactiva ‘iniciática’, es decir, la que puede dar pie al consumo del resto de sustancias en la vida de los jóvenes estudiantes de ESO”, señala Oscar Pérez, responsable de prevención de Proyecto Hombre La Rioja.

En cuanto a los porcentajes entre el total de las población, los datos hablan de que el 76,8% de las personas entre 15 y 64 años ingirieron alcohol en el último año y el 17,6% de este mismo intervalo de edades reconoce haberse emborrachado en el último mes, según datos de la última edición de la encuesta EDADES.
Por tanto, “no resulta sorprendente que el alcohol continúe siendo la sustancia que se percibe como menos peligrosa, tanto en menores como en adultos. Se concibe dicho consumo como un fenómeno social ya que el alcohol tiene una indudable presencia en nuestra cultura y se integra íntimamente con nuestra forma de relacionarnos, pero queremos trasladar a toda la sociedad la idea de que el alcohol es una sustancia potencialmente adictiva y que conlleva riesgos potenciales (tanto a nivel de salud, incluyendo la salud mental, como a nivel educativo, social o familiar). Por lo tanto, el abuso de esta sustancia es un serio problema que hay que afrontar no sólo desde la familia, sino desde todos los agentes de la sociedad”, alerta Oscar Pérez.

 

Programa Joven de Proyecto Hombre La Rioja

En 2018 fueron atendidos en Proyecto Hombre La Rioja 78 jóvenes entre 14 y 21 años. Aunque el 89% de los casos llegaron por consumo de THC (cannabis), prácticamente la totalidad de los casos manifiesta también consumir alcohol. Y el 68% reconoce hacerlo en grandes cantidades y/o se ha emborrachado al menos una vez en el último mes.

En cuanto a la edad, el inicio de consumo del alcohol se sitúa en los 12,6 años y la del cannabis en 12,8 años. El tabaco es la sustancia en la que se inician más jóvenes, a los 12 años. Unas edades de consumo muy tempranas si las comparamos con la media de usuarios de todo Proyecto Hombre La Rioja, donde la edad de inicio del consumo de alcohol es casi a los 15 años y la de cannabis a los 16.

 

Una responsabilidad de todos y todas

Proyecto Hombre La Rioja forma parte de la iniciativa Movilización Alcohol y Menores, una red conjunta de más de cuarenta entidades a nivel nacional promovida por Fad en enero de 2017 con el objetivo de alcanzar acuerdos y crear posturas comunes respecto a la prevención y disminución de esta problemática.

“Estamos convencidos de que no es posible limitar el señalamiento de responsabilidades a un grupo concreto, el de los/las jóvenes y sus familias. Debemos adoptar una mirada que amplíe el foco en la comprensión de un problema donde el consumo de alcohol por parte de menores es responsabilidad de todos y todas”, señala David García, director de Proyecto Hombre La Rioja.

Proyecto Hombre La Rioja utiliza cookies para facilitar la navegación por la web. Para saber más sobre el uso que hacemos de las cookies, consulta nuestra Política de cookies. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Si no aceptas, cambia la configuración de tu navegador. Más información.